21 de mayo de 2012

Voyage à Paris

Tengo el iPhone en "modo avión" así que aprovecho para escribir estas líneas, para preparar el contenido de este viaje a París.

El vuelo ha salido con muchísimo retraso así que este momento es perfecto  para empezar a contaros mi viaje.

Salimos el sábado a las 7 de la mañana desde Girona. Hace un par de meses encontramos los billetes para esta fecha por 10 euros i./v.  Así que este ha sido nuestro plan para el fin de semana. Además ha sido un fin de semana muy calmado ya que por muy imperdonable que parezca nos daba igual ver o no la tour Eiffel. Para Andrés ya es la tercera vez que visita la capital francesa y para mi la cuarta. Así que hemos estado "vagueando" por las calles. Simplemente charlando, haciéndonos nuestras típicas bromas, paseando, observando la vida parisina, disfrutando de su gastronomía y como no, de los deliciosos crêpes de nutella que tanto me gustan.



En Arc de Triomphe, con una camiseta de la nueva colección de verano de La Nuit Boutique.
Nuestro hotel el Best Western Champs Elissés, en la rue arc de triomphe. Un hotel pequeñito, elegante y escondido entre dos grandes avenidas que parten del emblemático arco del triunfo. Cercano a tres estaciones de metro y del RER, sin duda de todas las veces que he estado en París. Este era el mejor situado. 


Hall Hotel Best Western Champs Elissés

Desde allí partimos caminando por los campos elisios. Sin darnos cuenta llegamos a la place de la concorde. Desde ese punto puedes ver el gran obelisco. El arco de triunfo y la torre eiffel a vista panorámica :).

Place de la Concorde, camiseta de La Nuit Boutique

Tocando la Torre Eiffel
Andrés quería ir caminando hasta Norte Dame. Su lugar favorito en París. Como todavía quedaba un buen trecho. Decidimos ir en metro. Bajamos en la estación de chatêlet y cuando nos dimos cuenta. Ya era hora de comer. En la rue rivoli entramos en el restaurant Benjamin. Desde fuera prometía mucho. Su terraza con sus mini mesas encantadoras y el ambiente provocado por el resto de comensales invitaban a quedarse allí. Pero la comida, no, la comida no. El sitio encantador, si queréis probar en vuestro próxima visita a París, me decís que tal os parece.

Restaurant Benjamin
Después de comer, empezó a llover. Estábamos agotados. Nos habíamos levantado a las 4 de la mañana, y como he dicho antes, era un viaje de relax. Así que volvimos al hotel y dormimos una siesta :p.
Opéra Garnier
Soñando con Louboutin, con un vestido de la nueva colección de verano de La Nuit Boutique (próximamente)
Place Vendôme
Seguía lloviendo cuando salimos del hotel, pero decidimos volver a Notre Dame paseando desde la Opéra Garnier, la Rue Saint Honoré, Jean Jaques Rosseau (con parada en Louboutin) y el Hôtel de Ville, como llovía mucho la cámara la dejamos en el hotel.



Hôtel de Ville
Notre Dame
Después de este paseo, acabamos cenando en el barrio latino, ya con los pies mojados y cansados volvimos al hotel.



Por la mañana, Volvimos al arco de Triunfo a coger el metro. Desde Allí fuimos hasta la torre Eiffel (no pudimos resistirlo) Fuimos por la linea de metro verde hasta la estación de Passy (preciosa estación y calles) desde allí caminamos por río el Senna con la Torre Eiffel como espía. Llegamos hasta Trocadéro y seguimos inmortalizando nuestro viaje.







Volvimos a coger el metro y nos dirigimos a Montmatre. Como siempre el Sacre Coeur, nos deja alucinados con sus dimensiones. Sus interminables escaleras te dejan sin aliento pero las vistas de la ciudad valen la pena.


Seguimos nuestro paseo por Montmatre intentado esquivar a los turistas disfrutando de las pequeñas cosas :)



Dejando atrás la zona de Sacre Coeur desde Anvers caminamos desde Pigalle hasta Blanche, decido hacer un alto en el camino y comer un poco de azúcar, así que me compré un par de golosinas. :) Andrés me hace esta foto:


El reloj va en nuestra contra, la escapada empieza a finalizar. Pero antes, subimos unos metros por la rue Lepic. Tengo que volver una vez más al café deux moulin y sentirme Amélie por un momento, soñadora, ingenua y enamorada.



Nuestra escapada de fin de semana acaba aquí. Como he dicho al principio nuestro vuelo a Girona salió con retraso. Ahora ya de vuelta a la realidad, nos volvemos a llevar buenos y bonitos recuerdos de París. Ahora, soñando con nuestro próximo viaje a Japón, en el que todavía nos quedan muchísimas cosas por organizar y que espero compartir desde aquí con todos vosotros.

Gracias por leerme <3

Os espero en mi showroom el 9 de junio, eh?